Fomentar la atención al cliente en el punto de venta

En Mostaza somos conscientes de que nuestro trabajo forma parte de un puzzle empresarial, en el cual una de las piezas a encajar es la parte del diseño del punto de venta.

Para ello hemos de crear y anticipar las condiciones óptimas para la venta, para que de esta forma, nuestro equipo pueda llevar a cabo su trabajo lo mejor posible y los clientes tengan una experiencia positiva dentro de nuestro espacio de venta, logrando de esta forma el mayor “engagement” que podamos.

Esta semana hemos leído un interesante artículo, store conditions vs. customer engagement: are you managing the right things?, de Nanette Browm, en la cual podíamos ver los diferentes aspectos que debemos manejar a la hora de conseguir dicho “engagement”.

Uno de los puntos clave del artículo, es cómo el lograr un diseño ergonómico nos va a marcar las características más adecuadas para mejorar el trabajo o para ofrecer espacios confortables. A su vez un diseño acertado va a lograr que gracias a: la experiencia, las sensaciones y expectativas que generamos con el cliente, nuestras ventas aumenten.

Por lo tanto, en espacios de trabajo bien proyectados, los empleados se sentirán más felices, trabajarán mejor, y estarán más receptivos a aplicar las mejoras en la atención con el cliente propuestas por los Store Managers. Todo está conectado y requiere del esfuerzo y la profesionalidad de todas las partes.

Es claro que el artículo habla principalmente del mercado americano, pero la mayoría de las conclusiones que nos presenta son aplicables a nuestro punto de venta. Para ello debemos analizar de forma personalizada cada caso, para de esta forma, lograr que los cambios que queremos aplicar sean efectivos y tengan un retorno claro y medible en las ventas.

En Mostaza somos conscientes de que nuestro trabajo forma parte de un puzzle empresarial, en el cual una de las piezas a encajar es la parte del diseño del punto de venta.

Para ello hemos de crear y anticipar las condiciones óptimas para la venta, para que de esta forma, nuestro equipo pueda llevar a cabo su trabajo lo mejor posible y los clientes tengan una experiencia positiva dentro de nuestro espacio de venta, logrando de esta forma el mayor “engagement” que podamos.

Esta semana hemos leído un interesante artículo, store conditions vs. customer engagement: are you managing the right things?, de Nanette Browm, en la cual podíamos ver los diferentes aspectos que debemos manejar a la hora de conseguir dicho “engagement”.

Uno de los puntos clave del artículo, es cómo el lograr un diseño ergonómico nos va a marcar las características más adecuadas para mejorar el trabajo o para ofrecer espacios confortables. A su vez un diseño acertado va a lograr que gracias a: la experiencia, las sensaciones y expectativas que generamos con el cliente, nuestras ventas aumenten.

Por lo tanto, en espacios de trabajo bien proyectados, los empleados se sentirán más felices, trabajarán mejor, y estarán más receptivos a aplicar las mejoras en la atención con el cliente propuestas por los Store Managers. Todo está conectado y requiere del esfuerzo y la profesionalidad de todas las partes.

Es claro que el artículo habla principalmente del mercado americano, pero la mayoría de las conclusiones que nos presenta son aplicables a nuestro punto de venta. Para ello debemos analizar de forma personalizada cada caso, para de esta forma, lograr que los cambios que queremos aplicar sean efectivos y tengan un retorno claro y medible en las ventas.