Como el diseño de iluminación influye en el diseño retail. IEDLuce 2016.

Este pasado 4 de febrero hemos asistido a la jornada organizada por el IED (IEDLuce 2016. Exprimiendo la luz).

Las empresas de iluminación más destacadas se han percatado de la gran importancia que tiene la luz dentro del diseño retail, hasta tal punto, que han empezado a hacer estudios y desarrollar productos específicos teniendo en cuenta la personalidad del cliente.

Ken Utsi, de Zumtobel, nos hablaba de la mecánica de funcionamiento del estudio Limbic Lighting, donde tratan de conectar iluminación con público objetivo. Para lograrlo, han agrupado las 7 personalidades más usuales en 3 grandes grupos que han denominado: dominio, estímulo y equilibrio.
A través de técnicas de neuromarketing y psicofisiología, han radiografiado cada personalidad y han asignado un tipo de iluminación según se encuentren más cómodos: fría-plana, contrastada-acentuada y cálida-homogénea respectivamente.

Aseguran que con este método, que ya han aplicado en negocios en funcionamiento, han aumentado: el bienestar, las entradas, la estancia y por supuesto las ventas. Sin embargo, no parece diferenciar ambientes según tipología de producto. Es decir, no tiene en cuenta la influencia que tiene la luz en la percepción veraz del producto y los estereotipos que el cliente tiene interiorizado.

iedluce2016_popupcamper

PopUp Camper en Campus de Vitra

Interesantes sus conclusiones y su aplicación, en nuestra opinión, no sólo al público objetivo, sino que incluso, aplicada a la marca, ya que esta también tiene su personalidad propia.

Macarena Bañuelos, de Ansorg, nos recordaba que el punto de venta es una plataforma de expresión de la marca, y hacía hincapié en cómo la iluminación apoyaba el diseño de la tienda.

Un resumen general sería, que hay cuatro objetivos principales a conseguir en el punto de venta:

  • Captación del público de la calle: a través de escaparates muy iluminados y escenográficos. En muchos casos incluye el trabajar la iluminación en la propia fachada del punto de venta.
  • Conversión y circulación dentro de la tienda: ayudando a entender, orientar y localizar las zonas y elementos; pero también a destacar, realzar y descubrir producto.
  • Venta a través de los espacios de comparación: probadores, zonas de pruebas, punto de cobro y atención al cliente. Espacios en los que una iluminación adecuada, es fundamental, ya que es en ellos donde se toma la decisión de compra y se cierra la transacción.
  • Fidelización: la última pero no por ello la menos importante; la tipología de iluminación empleada debe ser acorde con la marca y apoyar la ambientación de la misma, para producir bienestar y crear la experiencia de compra deseada.
    En este punto influye mucho la personalidad del público objetivo, el producto vendido, pero también el entorno cultural en el que nos encontremos.

    Los estándares europeos en cuanto a temperatura e intensidad de luz suelen ser diametralmente opuestos a los orientales, lo que nos hace tener una percepción diferente de un ambiente lumínico, por ejemplo, esto se puede apreciar en los espacios de lujo.

Pocos estudios se han hecho hasta ahora acerca de la calidad de la luz y su influencia, no así de la cantidad.

Estamos por tanto, ante un campo que se está empezando a explorar gracias a las nuevas tecnologías que tenemos a nuestro alcance. No obstante , y sin miedo a equivocarme, soy de las que apoya la teoría de que: “la mejor iluminación es aquella que apenas notamos” .

En Mostaza Design la iluminación siempre ha sido un axioma en nuestros diseños de retail. Para lograrlo, contamos con un equipo propio de diseño de iluminación, que nos permite afrontar los proyectos de forma individual, para de este modo, lograr el objetivo que buscamos en los espacios que diseñamos.