E.point. Mi acceso a internet

Tienda y kioscos de acceso a internet. Terminal 4, Aeropuerto Barajas, Madrid.
Fractalia Remote Systems

Descripción

Título
Mi acceso a internet

Proyecto
e.point

Cliente
Fractalia Remote Systems

Ubicación
Terminal 4, Aeropuerto Barajas, Madrid

Dimensiones
105 m² + 34 kioscos

Fecha
2005

Disciplinas
Naming
Identidad corporativa
Interiorismo
Diseño industrial
Implantación

Colaboración
Eric Milet: diseñador gráfico
Maria Lleyda: infografía

Briefing

Fractalia (empresa dedicada al desarrollo de aplicaciones tecnológicas) nos encargó realizar un proyecto global de identidad corporativa, para el concurso convocado por Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) de un local destinado a centro de comunicación y 34 kioscos interactivos para los pasajeros de la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas de Madrid.

La tienda debía ser un espacio que transmitiera una imagen internacional y cercana, debido a su ubicación y público, para que cualquier usuario se sintiese cómodo utilizando las nuevas tecnologías, donde los pasajeros pudieran disponer de un ordenador o conectar el suyo, aprovechando los servicios de impresión, fax, teleconferencia, video juegos, etc. Los kioscos repartidos por el aeropuerto, debían dar continuidad a este servicio en diferentes puntos de la terminal, y por tanto, ser identificados como parte del conjunto.

Mayor desafío

La integración con el proyecto de Rogers & Lamela nos pareció vital para proporcionar una coherencia global a nuestra propuesta. Nuestro trabajo y esfuerzo fue reconocido y el concurso falló a nuestro favor, encargándonos el proyecto de ejecución, fabricación y obra, de dicho centro y kioscos interactivos.

Al ser un proyecto de identidad global, todo debía tener la misma estética y conseguía relacionar visualmente objetos y espacios, ubicados en diferentes zonas y terminales de Barajas.

Los kioscos se integraron perfectamente con la estética de la terminal, consiguiendo un aire tecnológico y humano. Las proporciones más compactas y los colores lo hacían accesibles a todo tipo de público.

El mismo código de color y pictogramas, entendible por todos los pasajeros internacionales, relacionaban los kioscos con el centro tecnológico, situado en la T4 Satélite.

El éxito fue tal que Aena extendió el concepto a otros aeropuertos principales de España.

Back to Top