Macedonia Fruit Café. Los sabores de la fruta fresca

Bar de zumos, comida y frutería en Miguel Ángel, 34. Madrid.
Macedonia

Descripción

Título
Los sabores de la fruta fresca

Proyecto
Macedonia Fruit Café

Cliente
Macedonia

Ubicación
Miguel Ángel, 34. Madrid

Dimensiones
90 m²

Fecha
2006

Disciplinas
Diseño de concepto
Branding
Interiorismo
Construcción
Ilustración

Colaboración
David de Ramón: ilustrador
Blas Rico: diseñador gráfico

Briefing

Para Javier, el propietario, no era el primer proyecto de este tipo en el que se embarcaba. Ya tenía un local de venta de zumos, comida y frutería, lo que ahora pretendía era rediseñar su negocio para luego franquiciar, y elaborar un manual corporativo de imagen global, donde normalizar todos los aspectos gráficos y arquitectónicos.

El concepto: un espacio con humor, que hablase de “fruta”, con color y acogedor, para disfrutar de una amplia oferta de batidos y zumos realizados con fruta fresca. Todo debía respirar fruta y verduras, los ingredientes principales de toda la oferta de productos, ya que el espacio ofrecería desde desayunos, aperitivos, comidas, meriendas y platos preparados.

Mayor desafío

Rediseñar una marca que conectase con los clientes de siempre y atrajese a nuevos perfiles, sobre todo trabajadores de oficinas cercanas que quisiesen productos sanos, niños y mayores.

Decidimos crear una paleta con los colores naturales de la fruta, no saturados como otras cadenas, para potenciar el concepto “natural”, y David de Ramón, ilustrador, realizó unos pictogramas que proporcionaban una nota de humor y cercanía a la nueva imagen de marca, más profesional y tipográfica que la original.

Queríamos que la fachada se convirtiese en un reclamo visual y lo solucionamos con una señalización llamativa, unos toldos corporativos que le daban un toque casero, unos grandes ventanales con marcos de madera que invitaban a ver el interior. El espacio jugaba con los colores, las formas de la fruta y la madera en tablas, que recordaba las cajas de frutas. Las sillas transparentes ayudaban a crear la sensación de amplitud y el cuadro con “Cristóbal Melón”, una ilustración del descubridor con una cabeza que asemejaba a un melón, que aporta más humor.

Esfuerzo, entusiasmo y dedicación se han invertido en la realización de este proyecto, que ha proporcionado muchas satisfacciones, y ha convertido Macedonia en un negocio con expectativas de futuro y con una exitosa proyección a medio largo plazo.

Back to Top