Vino & Compañía. Nueva vinoteca clásica en Madrid. 140m²

Redefinimos el concepto de vinoteca madrileña a través de una marca y un espacio único dedicados a los amantes activos del vino nacional e internacional; donde además de comprar, pudieran catar y aprender bajo una atención muy personalizada.

Vino & Compañía. Nueva vinoteca clásica en Madrid. 140m²

Redefinimos el concepto de vinoteca madrileña a través de una marca y un espacio único dedicados a los amantes activos del vino nacional e internacional; donde además de comprar, pudieran catar y aprender bajo una atención muy personalizada.

Proyecto

Vinoteca Vino & Compañía

Ubicación

Plaza de Olavide. Madrid

Área total

140m²

Año de apertura

2010

Cliente

Andrés González Sellares

Servicios

Naming, Conceptualización, Identidad Gráfica, Comunicación, Planificación del espacio, diseño arquitectónico, diseño de mobiliario, diseño de iluminación, visualización 3D, gestión y dirección de la implantación.

POR QUÉ

No buscaba abrir una tienda de vinos al uso, lo que Andrés González Sellares quería era una redefinición del concepto de vinoteca madrileña, muy en ese momento estaba centrada en el producto español, hacia un nuevo enfoque internacional. De esa manera, podría volcar todo su conocimiento y pasión hacia un público amante y consumidor frecuente de vino, ofreciéndole un producto muy variado y ajustado a todos los bolsillos. Era imprescindible, por tanto, que el local tuviera un espacio dedicado a impartir cursos de catas, presentaciones de vinos y degustación

CÓMO

Trasmitiendo el espíritu y filosofía de su dueño, que lideraría el local: joven informal con un acercamiento clásico hacia el mundo del vino y consumidor habitual del mismo.

El acercamiento al público objetivo se realizó mediante el naming “Vino & Compañía” y la integración en la marca y la fachada de ilustraciones que representaban los diferentes perfiles de consumidor existentes en el barrio de Chamberí, unidos por su pasión: el vino.

La fachada debía transmitir la dualidad moderno clásico de su filosofía: la fachada histórica recuperada contrasta con elementos gráficos y comunicación del s.XXI. En el interior, la atención personalizada adquiere protagonismo; se sustituyen el concepto caja por una gran mesa central como núcleo neurálgico para charlar, colocar promociones y hacer pequeñas catas. Alrededor, la oferta organizada como si de una biblioteca se tratara.

La identidad e ilustraciones están realizadas por David de Ramón.

QUÉ

  •  Conectar con el público objetivo en la comunicación de fachada y la identidad

  • Romper estándares para introducir espacialmente el concepto de atención personalizada

  • Recuperar materiales existentes que transmitirían el concepto más clásico

  • Utilizar materiales más económicos y aplicaciones gráficas para transmitir modernidad

  • Atención muy personalizada en todas las fases del proyecto prototipo